fbpx

Mindfulness

¿Qué es Mindfulness?

La Atención Consciente, o Atención Plena, mindfulness, o Sati como se la designa en pali en las escrituras budistas, es una práctica en la que tomamos conciencia de las distintas facetas de nuestra experiencia en el momento presente. En esencia, el mindfulness se trata de desarrollar una conciencia mas profundo de su cuerpo, palabra y mente. Aprendemos a ser mas conscientes de cómo nos movemos, cómo nos sentimos (tanto física como emocionalmente), y cómo respondemos o reaccionamos ante cada momento de la vida. Esta cualidad de conciencia es la base de toda vida creativa, ya que nos permite ser honestos, pragmáticos, despiertos, valientes, y vivir con un sentido profundo de iniciativa.

Normalmente, solemos prestar atención a las actividades del momento sólo con una pequeña parte de nosotros mismos, mientras la mente y los pensamientos están en otra cosa completamente. Vivimos en el modo “piloto automático”, ocupándonos de nuestras cosas con muy poca conciencia de los detalles de nuestra experiencia del momento – ni siquiera de las intenciones que motivan nuestras acciones. La atención plena o mindfulness no se trata solo de respirar, no se trata solo de desarrollar la calma sino de prestar atención a uno mismo y observar los pensamientos, las emociones y sentiminetos medida que aparecen y desaparecer sin juzgarte ni desvalorizarte.

Cultivando la atención consciente, podemos aprender a tener mucha más sensibilidad para el proceso de reacción casi permanente que experimentamos en respuesta a todo lo que nos afecta en la vida. Podemos hacernos conscientes de las tensiones opuestas que crean nuestros impulsos de evitar las cosas que no nos gustan y de prolongar las experiencias que nos proporcionan placer. Para la mayoría de nosotors creo que sea una reacción automática, incluso ciega: amoldamos y cambiamos lo que hacemos para intentar evitar las sensaciones desagradables, sin ser realmente honestos, ni siquiera conscientes, acerca de lo que está ocurriendo. En consecuencia, nos dejamos de añadir sufrimiento secundario a las sensaciones desagradables, de esta manera nunca afrontamos realmente los asuntos o temas en nuestra vida, las cosas que nos está frenando.

La mayoría de las personas también tiene el hábito muy arraigado de recubrir su experiencia con una sucesión de puntos de vista, opiniones y juicios. Esto ocurre casi al mismo tiempo que los acontecimientos en sí, lo que les dificulta mucho encontrar algún sentido de espacio o iniciativa mientras se encuentran rebotando entre una reacción y otra. Con la Atención Consciente, podemos cambiar esto. Podemos aprender a desarrollar una conciencia exacta en cada momento de lo que es nuestra experiencia en realidad, en vez de encerrarnos en estos hábitos reactivos de pensamiento distorsionado acerca de nuestra experiencia. Esto nos permite tener algo como un espacio en el que podemos tomar decisiones más ponderadas – lo que a su vez nos ayuda a darnos cuenta plenamente de las posibilidades enormes de elección que tenemos en la vida.

Conforme vamos poco a poco desenmarañando todas las capas y velos que hemos elaborado en reacción a nuestras sensaciones de dolor, podemos aprender a estar con nuestra experiencia en el momento de una manera honesta y sencilla. Y esto nos da la oportunidad de interponer un momento de elección antes de caer en la tupida red de las reacciones automáticas. La atención plena on mindfulness también tiene un componente moral, es decir la practica de mindfulnss nos ayuda aprender de que ciertos estados mentales y acciones de cuerpo, palabra y mente nos dirige al estrés y la insatisfacción, basicamente al sufrimiento. Mediante la Atención Consciente o mindfulness, aprender a estar con lo que es desagradable en nuestra experiencia de una manera paciente y amable. Este es el momento de la verdadera atención plena o mindfulness, comenzamos a aprender y ver más plenamente lo que está pasando, desde esto se abre una perspectiva más consciente o mindful de la cual podemos responder de una manera más creativa y amable.

Es posible que haya cosas que no podemos cambiar, como el dolor, la enfermedad o una circunstancia difícil, pero al menos podemos darnos cuenta de cómo reaccionamos o respondemos a todo lo que nos ocurre, y desarrollar estrategias para cambiar la relación que tenemos con nuestras circunstancias.

Mediante la Atención Consciente o mindfulness, podemos aprender a transformar cualquier momento en el que podríamos sentirnos una víctima de las circunstancias en un momento de honestidad, iniciativa y confianza.

¿En qué te beneficia Mindfulness?

En el budismo no existe el concepto de pecado ni la idea de que hay un dios creador. Con respecto al comportamiento humano el budismo se enfoque mucho en la ley universal de que las acciones tienen consequencias. El sendero de mindfulness budista habla de acciones torpes o hábiles. La conducta hábil o Kusala es una conducta inteligente basada en los cinco preceptos eticas budistas. Es un estado que se caracteriza por la atención plena, la creatividad y el amor, tiene una amplia perspectiva y falta de interés egoísta a expensas de los demás. Las acciones hábiles tienen un efecto beneficioso en uno mismo y en los demás. Te modifica en la dirección de una mayor apertura, conciencia, felicidad y satisfacción.
Por otra parte la conducta torpe es lo opuesto, aquí actuamos desde estados o actitudes de la codicia, el odio y la falta de honradez, estas acciones son la causa del sufrimiento y estress para nosotros mismos y a los demás. Básicamente nos acondicionamos en una manera que no es sano si actuamos desde la torpeza así es como se crean patrones poco saludables, patrones que resultan en estrés, infelicidad y sufrimiento en nuestras vidas.

Beneficios de Mindfulness…

  • Desarrollara tu capacidad de parar, ver y elegir antes de actuar, aprendiendo a tomar elecciones más correctas y habiles.
  • Para dejar vivir en la superficie de la vida y tocar mas profundidad y contento.
  • Ayudarnos ser más receptivos con nosotros mismos.
  • Aumentar la concentración y la creatividad.
  • Elimina los estados mentales torpes de la mente.
  • Conjunto con la practica de la metta bhavana mindfulness nos ayuda transformar situaciones difíciles y mejorar las relaciones interpersonales y cultiva la amabilidad.

 

¿Cómo puedo comenzar a practicar Mindfulness?

La postura es lo primero, es la base de la práctica de la meditación.

Una buena silla puede brindar la mejor postura para algunas personas. Entre otras ventajas están las siguientes: ya tienes algunas en tu casa, no ponen en riesgo tus rodillas y con una postura correcta es difícil que se duerman las piernas. Hay que observar los siguientes puntos: para mantener tu energía alerta y despierta es mejor que solamente tu espalda baja esté en contacto con el respaldo y no la parte superior de la espalda. Para que no se duerman las piernas evita que se presionen demasiado las arterias femorales. Esto es más fácil si te sientas sobre los isquiones y colocas las patas traseras de la silla sobre una altura de dos o tres centímetros. Asegúrate que tus rodillas no queden ni más altas ni más bajas que tus caderas sino alineadas con ellas; si tu estatura es alta quizás necesites poner una o dos mantas dobladas sobre la silla; si tu estatura es media o baja, tal vez necesites un apoyo debajo de los pies.

Instrucciones para Meditar

Una vez bien sentados comenzaremos por poner la atención en el cuerpo realizando un pequeño ejercicio de relajación, podemos recorrer el cuerpo desde los pies hasta el cabello tratando de sentirlo y enviando un mensaje mental de relax, este ejercicio puede durar unos cinco minutos, pero si veis que os cuesta mucho relajaros dedicarle un poco mas de tiempo. Empezamos, después de esto, por observar nuestra respiración, y quiero reseñar que la respiración es un proceso físico que ocurre en el cuerpo y si queremos observarla lo sensato seria comenzar por prestar atención a la parte del cuerpo que realiza esta función, esdecir diafragma, pecho garganta y nariz, una vez captadas algunas de las sensaciones que ahí se producen mientras respiramos trataremos de hacernos mas conscientes de ella y siguiéndola mientras inhalamos y exhalamos.

Lo más probable es que durante la practica surjan distracciones ya sea en forma de pensamientos, de molestias físicas, de falta de energía, o ansiedad. El modo de tratar con estos obstáculos es muy sencillo, al menos durante los primeros meses de meditadores, bastara con darnos cuenta y volver al objeto de la practica una y otra vez con paciencia y armonía hacia nosotros mismos. Por otra parte la capacidad de concentración necesaria para meditar no es mayor que para leer un libro, de modo que todos nosotros podemos meditar satisfactoriamente pero al igual que para leer un libro es necesario desarrollar interés in el cual la capacidad de atención y concentración disminuirán considerablemente y surge una pregunta ¿que interés tiene la respiración? Yo misma he tenido que hacerme esta pregunta y mi respuesta fue que lo interesante es que seguir la respiración me ayuda a descubrir mi mente y sus tendencias, que seguir esta simple actividad de respirar me calma y calmándome otros estados surgen, estados imposibles de experimentar con la cabeza llena de pensamientos anhelos y distracciones, eso es lo interesante para mi.

Además deberíamos tratar de disfrutar el hecho de estar ahí sentados tranquilos con una actividad muy sencilla observando ese proceso tan ligado a la existencia que es la respiración. Tratar de estar relajados y contentos, enfocándonos poco a poco en la respiración, dejando ir los pensamientos sin enredarnos con ninguno de ellos y permitir que algo mas calmado y bello surja de esa quietud. Muy probablemente después de haber meditado sentiremos nuestra mente menos embotada más ligera, estaremos mas relajados y despiertos, y percibiremos el entorno con mas viveza, Estaremos mas sosegados y positivos y estas experiencias irán en aumento conforme mantengamos una practica de meditación y progresivamente mejorará nuestra capacidad de concentración y mantendremos mas continuidad de pensamientos y acción siendo con todo ello mas capaces de vivir el momento presente y responder de forma creativa en cada ocasión.