El retiro fin de semana en la Garrotxa supone una oportunidad única para aprovechar condiciones ideales a profundizar o aprender a meditar en la naturaleza en un contexto de tranquilidad, belleza y comunidad.